¿Para qué me sirve cursar estudios literarios y humanísticos?

Todo estudio que permita no sólo mejorar, sino demostrar un amplio dominio de cualquier lengua, sea extranjera o la nativa, ofrece un sinfín de salidas, algunas de las cuales te contamos aquí.

Esta pregunta tiene trampa: la primera respuesta es para dar salida a una vocación y una pasión que nos mueve hacia el mundo de las letras, pero para la segunda respuesta, que es a la que muchos les ronda a la hora de plantearnos estudiar humanidades, filología, un master en literatura, periodismo, etc., también hay respuestas claras y concisas.

Todo estudio que permita no sólo mejorar, sino demostrar un amplio dominio de cualquier lengua, sea extranjera o la nativa, ofrece un sinfín de salidas que, por desconocimiento, en ocasiones provoca que todo aquel que siente pasión por la literatura y el mundo de las letras, se vea desplazado a estudiar otras carreras y estudios superiores con “más salida”.

Este “más salida” es erróneo: no hay carreras con más salidas que otras. El simple hecho de formarnos ya tiene salida y ya demuestra a quien ofrece un trabajo que hay materia prima de sobra para demostrar aptitudes y capacidades. Lo que sí que existen son salidas más o menos obvias: al igual que para el médico lo obvio es acabar en un hospital pero no siempre tiene que ser así, para un periodista lo obvio es acabar en un medio de comunicación pero no tiene que ser así. ¿Cuáles son estas salidas “menos obvias” para quienes estudian carreras humanitarias?

Profesorado

Quien tiene sed por aprender, está plenamente capacitado para enseñar. Así, cualquier estudio humanístico puede servirnos para trabajar como profesores en el ámbito privado, o incluso en el público combinándolo con estudios como el CAP, masters especializados, cursos preparatorios, etc.

Pero no sólo debemos reducirlo al entorno de un centro de enseñanza sin más para darnos cuenta de esta potente salida laboral: actualmente, la enseñanza de la lengua española y su ecosistema, resulta ampliamente demandada en países que como Estados Unidos, Francia o Brasil, van aumentando año tras año el número de hispanoparlantes.

Medios de comunicación

Si hay un ámbito preocupado por cómo dar una buena imagen y cómo expresar la información correctamente, ese es el ámbito de los medios de comunicación.

Por ello, no sólo la prensa escrita (en versión impresa o digital), sino también otros medios como el radiofónico o televisivo, se preocupa por contar con una plantilla bien formada y preparada para la realización de guiones, escaletas, textos, etc.

Redacción

Sólo hay que mirar a nuestro alrededor para darnos cuenta como en todo lo que nos rodea está presente la palabra escrita: desde este mismo artículo que estás leyendo hasta las indicaciones para evacuar un edificio, el prospecto de un medicamento o las instrucciones de uso de un electrodoméstico necesitan de la redacción adecuada para que el mensaje que se quiere transmitir, llegue al público deseado.

Esto requiere además de un buen uso de la palabra, de saber distinguir en qué ocasiones debemos aumentar la carga de nuestro mensaje y en qué ocasiones disminuirla. Algo que sólo quienes han estudiado en profundidad su uso son capaces de realizar sin sobrecarga.

Marketing

Precisamente por la importancia de saber hacer llegar un mensaje a su público, el marketing es un potente nicho laboral para estudios humanísticos.

La publicidad ya no consiste únicamente en hacer saber que un producto existe e incitarte a comprarlo: ahora los anuncios y las campañas de promoción más exitosas van destinadas a cautivar al público, a seducirlo y a conseguir fidelizarlo sin que se sienta ni obligado, ni manipulado por adquirir X producto o contratar X servicio frente a otras posibilidades.

Es por esta razón por lo que quienes combinan el hábil manejo de la palabra con la creatividad necesaria para hacerla útil, tienen en el marketing un potente aliado.

Relaciones públicas

En el mundo de los negocios la imagen y la impresión son primordiales. Por ello, cada vez son más los empresarios que sabiamente se preocupan porque sus mensajes lleguen de forma adecuada tanto a clientes como a socios, proveedores, instituciones, etc.

Para ello no dudan en contar con profesionales que no cometan ningún error a la hora de comunicar adecuadamente.

Técnicos editoriales, miembros de fundaciones e instituciones culturales, críticos, reseñadores, digitalizadores, especialistas en branding, documentalistas, responsables de contenidos… La lista de posibilidades que tiene el mundo de las letras en el ámbito laboral son numerosas y atractivas como para que la elección de una carrera humanística, no frene las aspiraciones de hacer de nuestra afición nuestro trabajo.

Comenta con FB

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

USO DE COOKIES

Este sitio utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
www.scriptsell.netwww.freepiratemovie.comBest Premium Wordpress Theme/Best Premium Wordpress Theme/