Versión definitiva y sin censura de La colmena

Con la caída del franquismo (o mejor: con la muerte del dictador Franco) le llegaría a Camilo José Cela el reconocimiento institucional: en 1987 le otorgan el Premio Príncipe de Asturias de las Letras, dos años más tarde el Premio Nobel de Literatura y el Cervantes en 1995.

Sin embargo, no logró ver en vida publicada en España, en forma completa y sin censura, una de sus grandes novelas, la que el autor nacido en La Coruña definió como una “crónica amarga de un tiempo amargo”.

En efecto, La colmena debió editarse en Buenos Aires en 1951, también censurada, y en el 55 se imprime en México, ya que la censura había prohibido su publicación en territorio español debido a sus pasajes eróticos. También en 1955, el ministro del Interior, Manuel Fraga, autorizó personalmente una primera edición española con pasajes cercenados o cambiados.

La colmena de Camilo José Cela

El censor civil, poeta Leopoldo Panero, aceptaba su publicación “si el autor atenúa ciertas escenas”. El censor eclesiástico, sacerdote Andrés de Lucas Casla, fue más duro: “¿Ataca el dogma o la moral? Sí. ¿Ataca al régimen? No. ¿Valor literario? Escaso”.

Recién el mes pasado, La colmena pudo ver la luz “sin censura” en una edición a cargo de la RAE, la Asociación de Academias de la Lengua Española (Asale) y la editorial Alfaguara.

De la edición de los pasajes prohibidos del manuscrito de 1946 se ha encargado Adolfo Sotelo-Vázquez (Madrid, 1953), decano de la facultad de Filología de la Universitat de Barcelona y director de la cátedra Camilo José Cela de Estudios Hispánicos de la Universidad Camilo José Cela.

El original, ocho páginas manuscritas por Cela y 165 mecanografiadas, había sido donado por Annie Salomon a la Biblioteca Nacional de España. “Cela le había dejado el manuscrito a Noël Salomon, que era catedrático, y este a su hija. Lo sorprendente es que Cela no me dijera nada de su existencia cuando retocamos juntos La colmena meses antes de morir”, explicaba Sotelo-Vázquez en ocasión de la presentación del libro.

¿Qué tipo de pasajes le habían censurado? “Básicamente, escenas de lesbianismo, muchas. Son páginas brutales. Hasta el punto de que yo creo que ninguna censura europea las hubiera permitido, ni siquiera veinte años después. En el mundo Cela la corporalidad tiene mucho poder, lo físico…”, añadía Sotelo-Vázquez.



Comenta con FB

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

USO DE COOKIES

Este sitio utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra Política de Cookies.

CERRAR
www.scriptsell.netwww.freepiratemovie.comBest Premium Wordpress Theme/Best Premium Wordpress Theme/