Un amor de Borges: la película sobre el gran amor del autor argentino

Película completa de Javier Torre que ficcionaliza la historia de amor entre Jorge Luis Borges y la joven uruguaya Estela Canto, quizá la mayor frustración romántica que haya sufrido el gran autor argentino.





A mediados de la década del 40 y por intermediación de su amigo Adolfo Bioy Casares, Jorge Luis Borges conoce a una desenfada joven uruguaya, de tendencias marxistas y quien, si bien gustaba de vincularse con intelectuales, era más propensa a las aventuras y a los aventureros. Se llamaba Estela Canto y tenía entonces 28 años.

Aunque el autor, con sus 45, al principio no le prestó atención, de a poco fue fascinándose con la personalidad nada estereotipada de la joven, llegando a profesarle un amor que ella aceptaba en cierta medida pero que no correspondía.

“La actitud de Borges me conmovía. Me gustaba lo que yo era para él, lo que él veía en mí. Sexualmente me era indiferente, ni siquiera me desagradaba. Sus besos torpes, bruscos, siempre a destiempo, eran aceptados condescendientemente. Nunca pretendí sentir lo que no sentía”, dice Canto en Borges a contraluz, su libro de memorias, con relación al vínculo que mantenía con el ya consagrado escritor.

“Me quería, yo le admiraba intelectualmente y gozaba con su compañía. Caminábamos tomados de la mano, nos besábamos y abrazábamos. El amor de Borges era romántico, exaltado, tenía una especie de pureza juvenil. Al parecer se entregaba completamente, suplicando no ser rechazado, convirtiendo a la mujer en un ídolo inalcanzable al cual no se atrevía a aspirar. No era sentimental, sino lírico”, cuenta Canto sobre el breve ‘noviazgo’ que mantuvieron.

Además de innumerables cartas románticas (“te echo de menos todo el tiempo”, solía decirle) y algunos poemas, Borges le dedicó el cuento ‘El Aleph’, uno de sus más logrados y célebres; incluso le obsequió el original del texto, que muchos años más tarde Canto vendió en una subasta realizada por Sotheby’s, siendo adquirido por la Biblioteca Nacional de España.

A pesar de la oposición de su madre –fue una de las pocas ocasiones en las que se atrevió a desafiar la voluntad de Leonor Acevedo Suárez–, el escritor le propuso matrimonio: ella lo rechazó. Se especula con que Estela fue, en definitiva, el gran amor y la frustración romántica más grande de Borges.

“Éstas son, lo prometo, las últimas líneas que me permitiré en este sentido; no volveré a entregarme a la piedad por mí mismo. Querido amor, te amo, te deseo toda la dicha; un vasto, complejo y entretejido futuro de felicidad yace ante nosotros. Escribo como algún horrible poeta prosista. No me atrevo a releer esta lamentable tarjeta postal. Estela, Estela Canto, cuando leas esto estaré terminando el cuento que te prometí, el primero de una larga serie. Tuyo. Georgie”, escribió Borges en una de las que se suponía últimas cartas a Estela, quien, sin embargo, recibió varias más una vez que el amor que él le profesaba se hubo extinguido lenta pero inexorablemente con el transcurrir del tiempo.

En Borges a contraluz, publicado en 1990 y que, además de sus memorias, contiene las cartas que Borges le envió a Canto, se basa libremente Un amor de Borges, película dirigida por Javier Torre y protagonizada por Jean Pierre Noher (el escritor), Inés Sastre (Estela) e Inda Ledesma (madre de Borges).





Comenta con FB

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

USO DE COOKIES

Este sitio utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
www.scriptsell.netwww.freepiratemovie.comBest Premium Wordpress Theme/Best Premium Wordpress Theme/