Según la biógrafa Cristina Piña, “hay Alejandra Pizarnik para rato”



Límites, diálogos, confrontaciones: leer a Alejandra PizarnikNuevos aportes sobre la obra de Alejandra Pizarnik salen a la luz a cuatro décadas de su muerte que le confieren nuevos sentidos a su trabajo dotado de “poéticas incesantes”, explica Cristina Piña, su biógrafa, que participará en noviembre del Primer Congreso dedicado a la escritora en la Universidad de la Sorbona de París.

En Límites, diálogos, confrontaciones: leer a Alejandra Pizarnik, el trabajo crítico editado por el sello argentino Corregidor, Piña reúne todos sus artículos y conferencias sobre la obra de Alejandra, muchos de ellos publicados por primera vez en español, y retoma nuevas perspectivas que revelan la vigencia de la poeta argentina, considerada una de las más importantes del siglo XX.

“El aporte teórico -dice Piña a la agencia de noticias Télam- es el manejo de la palabra ajena. En los archivos depositados en la Universidad de Princenton (Estados Unidos) y en los Diarios publicados en 2003 se muestra una clara forma de trabajo hecha de palabras ajenas tomadas de distintos escritores”.

Y agrega: “No quiere decir que los plagiara, sino que hay un trabajo de Pizarnik en la forma de escribir y en la relación con la palabra ajena. Además, este libro aporta una mirada crítica sobre las mal llamadas `obras completas` porque hay mucho más en Princenton, por ejemplo a los Diarios le faltan 147 entradas”.

Según escribe Piña en su libro, “en 30 años casi se duplicó el `corpus Pizarnik`, lo cual explica la necesidad de resignificar las opiniones alguna vez vertidas sobre su poesía y su prosa”, refiriéndose no sólo a obras de la escritora, sino también a estudios, biografías, críticas y cartas.

Este vasto universo post mortem se construyó con las ediciones de Textos de sombra y últimos poemas (1982), considerado “un libro que te da vuelta a Alejandra, muestra a otra”, dice Piña; también vieron la luz Zona prohibida (1982); Prosa poética (1987); Poesía completa 1955-1972 (2000); Prosa completa (2002), y Diarios (2003).

Piña suma a este lista la primera biografía que hizo en 1999 y el intenso epistolario recogido en Correspondencia Pizarnik por su amiga Ivonne Bordelois, que revela “a una Alejandra privada”. Incluso, los papeles que dejó en Estados Unidos Aurora Bernárdez, la viuda de Julio Cortázar con el beneplácito de la familia de Pizarnik, indican “que hay cosas publicables, hay Alejandra para rato”, afirma la biógrafa.

En Princenton, depositario para que estudiosos y críticos buceen en el imaginario Pizarnik, están “los poemas en francés que no se conocen”, ejemplifica.

“También la correspondencia que recibió, `el palacio de las citas`, que son cuadernos donde escribía citas de otros autores con comentarios -muchos de ellos luego los intervenía en sus escritos- y textos de fuerte contenido erótico, pero no creo que haya que publicarlo todo”, reconoce.

Para Piña, lo fascinante es el proceso de escritura que encara la autora de La condesa sangrienta como esos poemas franceses escritos en 1962 donde hay recursos “que recién utiliza en castellano a fines de los 60 y comienzos de los 70 lo que da la noción de laboratorio en la lengua francesa”, dice.

En este incesante reverdecer de Alejandra, a fines de noviembre de este año se realizará el primer Congreso internacional dedicado a su obra en la Universidad parisina de la Soborna.

“Esto tiene una significación muy fuerte. La imagen de ella es mítica, sobre todo fuera de acá y hay enorme interés en todo el mundo, de hecho con Bordelois haremos para México una nueva edición de las correspondencias y ya pasamos de 29 a 40 corresponsales”, dijo.

El nudo de la vigencia que produce la obra de esta mujer, que murió joven, que escribió, editó, quemó y fue y sigue siendo musa en todo el mundo, es su insistente y profunda entrada en “zonas que son las más sensibles y vulnerables de ser humano”.

“Creo, además, que le da al castellano una coloración que no ha tenido nunca, con ella adquiere matices propios del francés y oscuros que tiene que ver con otra manera de tocar las palabras y eso llega a los lectores. Alejandra nos sacude con esa fusión entre vida y poesía”, analiza Piña.

¿Qué diferentes etapas observa en la obra de Pizarnik? “Hay un primer momento en el que se va condensando su poesía hasta llegar a dos puntos extremos que son Árbol de Diana (1962) y Los trabajos y las noches (1965), donde son menos las palabras, pero cada vez más cargadas. El segundo se da con Extracción de la piedra de la locura (1968) donde hay un movimiento centrípeto contrario y extiende el gran poema en prosa, pero sigue siendo tremendamente cuidadosa con el lenguaje”, responde la biógrafa.

Y agrega: “el último momento es en los diarios donde aparece la Alejandra de los textos en prosa que es obscena, sexual, con humor, es todo un gran carnaval. Es otra Pizarnik que deconstruye a la anterior”.

En este período, apunta Piña, “se liquida con los últimos textos como cuando dice que el lenguaje es su patria, bueno, ella demuela la casa y se queda en el descampado total. Arma poemas perfectos, absolutamente autocontenidos y de golpe es como sí abriera una puerta y saliera todo lo reprimido, eso se ve en `La bucanera de Pernambuco o Hilda la polígrafa`”.

¿Porque decidió ser su biógrafa? “Me fascinó desde que la leí, Alejandra es una escritora que cada vez que la lees encontrás más, es lo que llamo ‘las poéticas incesantes’ porque producís y te produce otra cosa. Ella tiene esa producción de sentido, la miras de un lado y de otro y aparecen cosas diferentes”.

Esa toma de lo ajeno, de esas palabras que Pizarnik se adueñó, es, a la vez, el último soplo literario donde el lector se entera -gracias a sus Diarios– que lo que ella quiso hacer toda su vida “fue un libro en prosa”.

“En La bucanera… dice que ‘hay que escribir para la mierda’ y yo creo que ese texto fue escribir para la mierda la obra Aurelia de Gérard de Nerval, porque Alejandra aspiraba a hacer un escrito equivalente a ese y creo `La bucanera…` es la Aurelia, pero escrita para la mierda”, concluye la crítica.


Leticia Pogoriles

Comenta con FB

comentarios

USO DE COOKIES

Este sitio utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
www.scriptsell.netwww.freepiratemovie.comBest Premium Wordpress Theme/Best Premium Wordpress Theme/