Leonardo da Jandra: “Distopía es una ruptura radical…”


DistopíaEn un planeta imaginario, en una granja en la que se recluye a los deficientes genéticos, a los delincuentes y a las personas consideradas como subnormales, ha comenzado una rebelión. El ultimátum es decisivo: o se discuten de inmediato los derechos de los recluidos a existir de manera libre, sin discriminaciones de ningún tipo, o el continente entero sufrirá la propagación de un virus que en poco tiempo diezmará a la población.

Los representantes del Consejo Cívico, entre los que se encuentran un teólogo, un filósofo y una jurista, se reúnen en búsqueda de un acuerdo, sin saber que su discusión, a través de la religión, la ciencia y la filosofía, los llevará a temas tan cruciales como la eugenesia, el aborto y el libre albedrío.

Fiel a la idea de que las novelas no sólo transmiten conocimiento sino que ese conocimiento es capaz de transformar la vida del lector, Leonardo da Jandra establece con laa ficción filosófica Distopía, su nueva novela, una pauta de discontinuidad no sólo con relación a su propia obra, sino también –lo que es más relevante– con relación a la literatura mexicana contemporánea.

Distopía, editada por Almadía, es una invención en la línea de Bacon, Huxley y Orwell; pero es sobre todo una apuesta literaria a contracorriente, que amplía nuestra imaginación moral y nos hace profundizar en la comprensión de las diferencias entre personas y la diversidad de sus necesidades.

Escritor y filósofo nacido en Chiapas (México), en 1951, Leonardo da Jandra habita desde hace más de 20 años en una playa de la costa oaxaqueña con su esposa, la pintora Agar García. Los frutos que ha cosechado de su inspiración-conocimiento van desde ensayos filosóficos hasta cuentos breves y muy entretenidos.

Entre sus obras destacan: La trilogía Entrecruzamientos, Samahua, Huatulqueños, En el Corazón de un Sol Herido, Los Caprichos de la Piel y Arousiada. A lo largo de su obra, se puede apreciar un tema constante: la forma de ser del mexicano y en especial, la del particularísimo Huatulqueño

En 2008 decidió abandonar las playas de Huatulco ante el acoso de las autoridades por presuntamente invadir propiedad privada donde construyó su casa hace más de 20 años, para lo cual he tenido que anunciar su migración a la Ciudad de México junto a su esposa.

Da Jandra por Alberto Ibáñez

Distopía es totalmente distinta a tus anteriores novelas, ¿cuál es la génesis de esta nueva propuesta?

–Esta nueva novela surge a partir de las lecturas que he venido haciendo en los últimos años para el libro de filosofía que voy a empezar a escribir. Sí, es una ruptura radical con lo que había hecho en la Trilogía de la Costa, pero se relaciona tangencialmente con los diálogos filosóficos que ensayé en Entrecruzamientos.

–Los subgéneros como la ciencia ficción son considerados a veces escrituras menores, ¿compartes esa noción?

–Yo no creo que a la literatura se le puedan aplicar los mismos criterios que a las ciencias biológicas. En literatura de lo que se trata es de contar bien una historia y punto. Para mí no hay expresiones literarias mayores y menores, sino buenas y malas obras. La obsesión por clasificar y encasillar no es propia de una mentalidad creadora, en todo caso esa tarea superflua le corresponde al crítico o al académico.

–¿Qué tanto te inspiraste en el exterminio judío por parte de los alemanes para imaginar la relación entre humanos y tarados?

La preocupación central del libro es poner en evidencia la falta de visión de nuestro tiempo, donde la procreación está completamente descontrolada y sólo se le presta atención al cuerpo desde una perspectiva hedonista y consumista. Estoy convencido de que antes de que termine este siglo ciertos gobiernos comenzarán a regular la procreación indiscriminada de los menos dotados genéticamente –entiéndase: los pobres y los migrantes-, y entonces tendrá plena vigencia lo que se narra en mi novela.

–El personaje de el Filósofo mantiene un discurso que en mucho podría ser el del autor, Da Jandra, ¿es tu alter ego en la ficción?

–No, con ese personaje quise dar vida a la tesis filosófica que rige a lo largo de todo el libro: la complementación de lo diverso. El Filósofo pretende ser una complementación entre la mente y el espíritu, el héroe y el perdedor, la libertad y el orden, la razón y la imaginación…En fin, es el único personaje que a lo largo de toda la obra se mantiene en la duda, que es el tema capital del libro.

–¿Crees en la supremacía de la Trilogía sublime?

–Los conceptos de verdad, belleza y bondad ocupan un espacio central en la filosofía platónica. Y en efecto, yo creo que no puede haber una verdadera evolución social sin la implementación cabal de esta trilogía sublime.

–Esta es claramente una novela de tesis, ¿qué idea ocupa el centro de esta ficción?

–La duda. La duda es el principio de todo filosofar, pero puede ser también la justificación del peor escepticismo. Lo que esta novela plantea es que aunque nadie posee la “verdad”, al menos debemos dar lo mejor de nosotros mismos para intentar encontrarla.

–Eres un escritor polémico, qué reacción te interesa provocar con Distopía.

–La polémica suele ser la contraparte ruidosa de la farsa. Yo no escribo con ninguna intencionalidad circense, sino que lo hago como una búsqueda riesgosa fuera de las convenciones y las modas de la manada. Si lo que escribo es en alguna manera polémico, no es mi culpa  sino de las mentes que quisieran que la literatura y la filosofía sólo sirvieran para entretener y pacificar a las conciencias estabuladas.

–¿Te sientes en el umbral de una nueva etapa como escritor?

–No sólo como escritor sino, y esto es lo fundamental, como ser humano. A partir de la traumática expulsión del paraíso, he podido pasar del delirante egocentrismo a un sociocentrismo mucho más potenciador. Ahora sólo me interesa la literatura y el pensamiento que arriesgue su apuesta por un futuro más vivible; no creo que debamos dejar una tarea tan importante como el diseño de los nuevos modos de convivencialidad en manos de tecnócratas, burócratas y teócratas; esa tarea crucial de señalar nuevos horizontes de vida tendrá que realizarla la imaginación creativa a través de la literatura.


Como bonus track, el book trailer de Distopía:

Comenta con FB

comentarios

Un comentario sobre “Leonardo da Jandra: “Distopía es una ruptura radical…”

  • el 12/12/2011 a las 18:23
    Permalink

    esto es peor de loque ya habia leido

Comentarios cerrados.

USO DE COOKIES

Este sitio utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra Política de Cookies.

CERRAR
www.scriptsell.netwww.freepiratemovie.comBest Premium Wordpress Theme/Best Premium Wordpress Theme/